Resiter

Somos »

Perfil

Resiter es una empresa dedicada a la gestión de residuos.  A través del reciclaje, la revalorización y la reutilización de ellos, ayudamos a mitigar el impacto ambiental de las empresas productivas, un tema cada vez más sensible para su continuidad operacional y su reputación.

Trabajamos para que la menor cantidad posible de residuos –ya sean sólidos, líquidos o peligrosos- sean dispuestos en rellenos sanitarios o enterrados. Tenemos el propósito de alcanzar el ideal de “cero residuo” (cero pasivo ambiental), aportando de esta manera a la sustentabilidad del planeta.

El ciclo de gestión de los residuos que lleva a cabo Resiter  incluye minimización, transformación, reciclaje y comercialización de estos. De no ser posible su transformación o reciclaje, los residuos son dispuestos con los máximos estándares medioambientales.

Nuestra visión de futuro es que los recursos residuales (tales como plásticos, orgánicos, maderas y otros) -que son considerados pasivos ambientales- puedan ser transformados en activos para que sean reinsertados a los sectores productivos transformados en un nuevo producto que incluso puede ser comercializable.

Nuestro enfoque de negocios apunta a agregar valor a lo largo del proceso de manejo de los residuos, a través de la innovación y la incorporación de tecnología.  Siempre con una mirada de aporte a la sustentabilidad.

Te invitamos a conocer nuestra Matriz Propietaria.

 

Historia

Resiter comenzó cuando Chile vivía la peor recesión de su historia. En 1982, los ingenieros Álvaro Fischer y Raúl Alcaíno consiguieron hacerse cargo de la recolección de la basura domiciliaria de la comuna de San Bernardo. Su primera decisión fue comprar ocho camiones recolectores. Una década después, Resiter estaba a cargo de esa tarea en un tercio de las comunas de la Región Metropolitana. Sin embargo, ya en ese entonces la empresa estaba viviendo un importante viraje para dedicarse exclusivamente a la gestión de residuos industriales.

La firma de un contrato con Good Year en 1991 fue el inicio del nuevo camino de Resiter , alternativa que resultó más confiable y rentable que depender de las decisiones de los municipios. Se apostó en grande: sin tener ningún cliente asegurado, se adquirieron 12 Contenedores Auto Compactadores (CAC). Se tocaron puertas, recibiendo buena aceptación en restaurantes, hoteles y supermercados. En poco tiempo, esos CAC se harían escasos.

Las mineras fueron el objetivo siguiente, pues significaba entrar a las grandes ligas. Se requería demostrar un servicio de primer orden en todo aspecto, comenzando por la seguridad, factor de altísima relevancia en la Gran Minería. El primer cliente fue la mina Disputada de Las Condes, perteneciente a Exxon, en 1992. Años después, con el ingreso a El Abra, se decide profundizar la presencia en ese sector, que pronto derivó en la firma de contratos con gigantes como Collahuasi y Escondida. En pocos años, Resiter se posicionaría como el casi exclusivo encargado de la gestión de residuos de la Gran Minería.

Al comenzar este siglo, Resiter se sitúa exclusivamente en los residuos industriales. Las exigencias de mayor sustentabilidad en las empresas, tanto por nuevas normativas como por presión de los públicos de interés, convierten a la gestión de residuos en algo ineludible, ayudando al posicionamiento de Resiter . La compañía vive una transformación, comenzando por una mayor profesionalización, encarnada en la llegada de Ricardo Macari a la gerencia general. Paralelamente, se trabaja en la obtención de certificaciones para demostrar la excelencia de sus procesos en materia de calidad, medio ambiente y seguridad laboral (ISO 9001, ISO 14001 y OHSAS 18001, respectivamente). Comienza una era de crecimiento sostenido, que permite aumentar la facturación en más de 25 veces entre 2000 y 2013.

En los últimos años, Resiter ha expandido sus servicios a nuevas industrias, como la celulosa, forestal, petrolera, acuícola, lechera, alimenticio, retail y agroindustrial, que ha permitido diversificar la presencia. Asimismo, amplió su rango de acción con el ingreso al negocio del tratamiento de aguas servidas. A esto se sumó el desafío de salir del país: en 2009 se ingresa al mercado peruano con la intención de tener presencia en la actividad minera; luego, en 2013, se acompaña a la forestal Arauco en la operación de la planta de celulosa Montes del Plata, en Uruguay.

Con la inauguración en 2014 de su edificio corporativo, uno de los únicos en el país que cuentan con la certificación LEED Gold -entregado por el Green Building Council de Estados Unidos a las construcciones que demuestran ser sostenibles-, Resiter consolida su posición como referente en la gestión ambiental de residuos para la gran industria.

 

Resiter S.A. participa en las siguientes empresas

resiter-participacion

 

 

Directorio

 

Raúl Alcaíno Lihn

Raúl Alcaíno Lihn

Presidente

Alvaro Fischer Abeliuk

Alvaro Fischer Abeliuk

Director